Leyenda de rugby sudafricana Francois Pienaar sobre el poder de la radio y los deportes

La UNESCO se complace en poner el audio y el texto de esta entrevista a disposición del público sin derechos de autor para la celebración del Día Mundial de la Radio 2018. Se recomienda especialmente a las estaciones de radio que transmitan la entrevista en su totalidad o extrayendo las respuestas y anunciando las preguntas.

El ex capitán de los Springboks (el equipo de rugby sudafricano), Francois Pienaar, ayudó a reunir a la Rainbow Nation (la Nación arcoiris) como nunca hasta entonces. Su relación con el ex presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, ahora es parte del folclore y también se tradujo en la exitosa película Invictus


Como suele decirse; en 1995 en Ellis Park, “cuando sonó el silbato, Sudáfrica cambió para siempre”. ¿Qué puede compartir con nosotros de aquel día? 

Fue un momento increíble. También fue muy pero muy emotivo. Cuando sonó el silbato del fin del partido, no creo que nos diéramos cuenta del impacto que esa victoria tenía en la Nación que lideraba Mandela. Por primera vez en la historia de nuestro país, todos en Sudáfrica éramos los ganadores de la Copa del Mundo. 

Es un hecho conocido que por entonces, el presidente Mandela estaba usando el rugby, un deporte predominantemente representado por los blancos, para unir a la Nación. El lema “Un equipo, un país” se acuñó para cerrar la brecha entre las comunidades. Cuando mira hacia esa época, ¿puede medir el éxito de la iniciativa? 

Fue muy inteligente y extremamente exitosa. Cuando entré a la sala de reuniones y vi “Un equipo, un país”, inmediatamente me llamó la atención. Sabíamos que iba a ser grande –si lo hacíamos bien–, para cada sudafricano, pero no teníamos idea de que iba a ser tan grande; que nuestra Nación se uniría detrás del equipo y detrás de un deporte que estaba dominado por los blancos y odiado por los negros de Sudáfrica. En el transcurso de seis semanas, se convirtieron en una especie de fanáticos y llegaron a amar el juego de los Springboks.

¿Cómo se ocuparon usted y el presidente Mandela de la cobertura mediática para un esfuerzo tan noble? ¿Cuán importante fue la forma en que los medios retrataban la situación? 

Sin los medios, la gente no sabe lo que está sucediendo. Los medios son cruciales en términos de informar a la gente, obtener el tono correcto y lograr el equilibrio correcto. Los medios fueron fundamentales para mantener a la gente informada sobre nuestra aventura. Especialmente la radio, porque en las áreas rurales de Sudáfrica y los poblados, la gente solo disponía de la radio. No tenían televisión y estaban pegados a la radio escuchando los partidos y los resultados.

En el Día Mundial de la Radio, en realidad estamos abogando por la cobertura historias de este tipo. Cuando mira hacia atrás y piensa en la narrativa de los medios, ¿cree que ese momento especial, que también se tradujo en una película, podría haber sucedido sin el apoyo de la radio, la televisión y los medios en general?

Una vez más, vuelvo a la forma en que se comparten las emociones, cómo se comparte el cambio, cómo compartir puntos de vista y narrativas con personas sin medios. La radio es uno de esos medios fuertes que afecciono personalmente. Por ejemplo, uno queda capturado por la radio cuando conduce hacia el trabajo por la mañana y cuando regresa a casa. Teniendo en cuenta los atascos de tráfico en todo el mundo, es ahí cuando se dispone de una mayor atención para escuchar lo que se dice y los debates que se sostienen.

También nos gustaríamos hablar sobre su relación con el presidente Mandela. Se ha escrito mucho al respecto, ¿hay algo que la gente aún no sepa y que desee compartir?

Tuve mucha suerte de que mi relación con el presidente Mandela creciera verdaderamente después de la Copa Mundial de 1995. Fue padrino de nuestros dos hijos y se autoinvitó a nuestra boda. Mantuvimos una relación increíble con él y luego con la Sra. Graça Machel a su lado. Tuve la suerte de tener una experiencia tan maravillosa con uno de los mayores líderes del mundo.

Para el Día Mundial de la Radio, celebramos el poder de unión de los deportes y la radio: ¿cómo cree que el medio de la radio, que es bastante poderoso en su país, puede contribuir de manera más efectiva a crear conciencia sobre de ejemplos como el de los Springboks en 1995? 

Uno de los atributos que debe desarrollar es la narración de historias, porque la narración de historias es muy poderosa, y eso es lo que la radio hace mejor que cualquier otro medio. Al menos para mí, escuchar la voz de una persona hablando, relatando una historia, es mucho más cautivante que ver algo en la pantalla. Cuando conduces hacia el trabajo o regresas a tu casa y tienes tu radio encendida oyes los debates que están teniendo lugar especialmente en Sudáfrica: es increíble escuchar a la gente expresarse.

¿Cuál es su mensaje en el Día Mundial de la Radio? 

Sigan  compartiendo historias, sigan relatando grandes historias e inspirando a la gente.


Haga clic aquí para descargar la entrevista completa (en inglés)