Entrevista con Laura Martínez, Directora de deportes, Cadena SER

La UNESCO se complace en poner el audio y el texto de esta entrevista a disposición del público sin derechos de autor para la celebración del Día Mundial de la Radio 2018. Se recomienda especialmente a las estaciones de radio que transmitan la entrevista en su totalidad o extraer las respuestas y anunciar las preguntas.

La UNESCO conversó con Laura Martínez sobre sus experiencias como mujer directora de deportes en España. 


Haga clic aquí para descargar la entrevista completa

 


¿Cuál ha sido tu experiencia como mujer que trabaja en las emisiones deportivas? ¿Han habido desafíos particulares a los que te has enfrentado?

He tenido una fantástica experiencia. Empecé como becaria en prácticas en la radio mientras estudiaba en la Universidad. He ido recorriendo casi todos los puestos que se pueden dar en una redacción de deportes.

Algunos desafíos particulares por ser mujer…

Es verdad que cuando llegué a cargo de directora de deportes, era mujer y era joven. No es habitual en este cargo encontrarse con mujeres. El desafío no ha sido responder a las preguntas de cómo lo hace una mujer o cómo una mujer se enfrenta a un mundo de hombres, sino responder al trabajo en si. En mi empresa apostaron por mi desde el principio sin tener en cuenta el género. El desafío ha sido un poco que se me reconociera. Quizá un hombre lo hubiera tenido más fácil si hubiera tenido otra edad y hubiera sido hombre. Seguramente en mis inicios la gente se preguntaba ¿y esta chica quién es? Si hubiera sido un hombre no hubiera pasado.

¿Cómo reacciona la audiencia o los jugadores cuando una mujer habla sobre deportes?

Yo lo que creo es que a la mujer se le analiza más que al hombre. Creo que se acentúa en la TV. Cuando en particular una mujer es guapa la audiencia se hace la pregunta ¿y esta chica porque está ahí?, ¿será tonta?, ¿lo hará bien?, ¿no lo hará bien? En cambio, cuando un periodista deportivo aparece en imagen, se da por sentado que es periodista deportivo.  Creo que a la mujer desgraciadamente todavía se le analiza más. Continúa estando estereotipado el tema de que el hombre es el periodista deportivo y que la mujer está llegando a serlo. Hay un análisis detallado y minucioso de cómo lo hará la mujer por el que los hombres no pasan.

Solo el 4% de los reportajes [deportivos] en el mundo se enfocan en las mujeres. ¿En España cuanta cobertura existe para las mujeres en el deporte?

Está creciendo gracias a las deportistas españolas en las competiciones. En los juegos olímpicos hay más medallistas mujeres que hombres, en deportes como la natación, el salto de altura, la gimnasia, la halterofilia. No son deportes mayoritarios. Aquí el deporte mayoritario es el futbol y se considera mayoritariamente de hombres. El futbol femenino cada vez está teniendo más repercusión en España. Creo que son ellas y sus éxitos lo que está haciendo que sean populares en los medios.

Queda mucho por hacer pues la cobertura es poca y debería ser más amplia. Sobre todo en los medios privados que se rigen a través de las audiencias. Es difícil poner al mismo nivel a un deporte que tiene mucha audiencia con uno que tiene menos audiencia. A través de los sponsors, que también están apostando por el deporte femenino, yo creo que se está abriendo el espacio. Pero queda muchísimo camino por recorrer.

¿Qué diferencias encuentras entre cómo las mujeres atletas son representadas en los medios en comparación con los hombres?

Evidentemente los deportes mayoritarios siguen siendo masculinos y tienen más cobertura los hombres que las mujeres. En cuanto al trato, por ejemplo, en entrevistas o cuando invitamos a una deportista a la radio a hacerle un reportaje o una cobertura, es el mismo. Al menos es lo que intento desde mi posición.

¿Cómo crees que los medios pueden mejorar esta situación?

Haciendo un seguimiento de la historia de las deportistas y no esperando solo a los triunfos, las medallas y a los grandes éxitos de ellas. Creo que es fundamental la sensibilidad para ayudar a que crezca la proyección del deporte femenino. No vale solo con decir hay que hablar más de deporte femenino. Creo que es un asunto muy importante. La sensibilidad y el saber que podemos ayudar a que tengan una mayor proyección es fundamental en los medios de comunicación.

Cada país tiene un deporte tradicional. En España hemos leído sobre el caliche murciana o Harri-jasotze. ¿Cuánta cobertura se les da a estos deportes tradicionales?

Cada comunidad tiene espacios en los que se habla simplemente a nivel local de la comunidad. La pelota vasca en Euskadi es un ejemplo. Hay momentos en los que la radio en Euskadi solo emite para Euskadi. Y es en esos tramos de información local que se le habla a la gente particular de una región de su deporte. Porque lo entiende, lo conoce y lo practica.

¿Porque crees que sea importante dar cobertura a esos tipos de deportes?

No es bueno el monopolio de un solo deporte en los medios. Creo que además hay un esfuerzo de muchos deportistas de deportes minoritarios que merecen cobertura. Un ejemplo son los juegos olímpicos cuando damos cobertura a todos los deportes. En España no sabías nada de halterófila hasta que Lidia Valentín ha conseguido ser campeona del mundo. El periodismo también tiene su función social. No vale solo hablar cuando alguien gane una medalla. Hay que seguir la evolución de Lidia, de su participación en europeos y mundiales y no solo cuando gane la medalla. Estas personas dedican cada día todo el día su trabajo al deporte. Representan a un país y no por tener menor audiencia se deben dejarles en el olvido o hablar poco de ellos. Hablar solo de un deporte empobrece a un país. Es sano para el país que el deporte sea un abanico. No todos practican el mismo deporte y ni les gusta un solo deporte.

¿Cuál sería tu mensaje para este día mundial de la radio para poder contar con una cobertura más diversa y consciente de la igualdad de género?

Mientras tengamos que seguir hablando de la equidad de género en el deporte tenemos que ser conscientes que seguimos teniendo un problema. La igualdad en el deporte debe de llegar en todos los sentidos. Las más altas instituciones deben tener, por ejemplo, representación femenina en sus altos cargos. Todos también debemos de ayudar a potenciar el deporte femenino desde nuestro papel. No llegamos al mismo tiempo al deporte que los hombres, seguimos muchos años por detrás.

Yo creo que solo desde las instituciones, los medios de comunicación y la audiencia en general, podemos ayudar a reducir esa diferencia. El progreso se dará cuando llegue el día en que a ninguna deportista o periodista deportiva se le pregunte por las diferencias de género en su trabajo. En otros trabajos es impensable que se pregunte por la diferencia de género. Creo que debemos llegar a esa normalidad, a esa naturalidad.

Es evidente que todas las partes y elementos implicados deben apoyar para que el deporte femenino siga creciendo. No se trata de imponerlo porque las cosas que se imponen nunca triunfan. Las cosas tienen que ser espontaneas. Creo que el papel de la mujer en el deporte merece una ayuda y todos debemos ser conscientes de que tenemos una responsabilidad para ayudar a que la proyección del deporte femenino crezca en todos los sentidos.