Entrevista: "Cada vez hay más periodistas jóvenes con trabajos precarios"


Image © Elisabet Cantenys

Este artículo está libre de derechos de autor. Elisabet Cantenys y la UNESCO autorizan a las radios, TV, prensa y medios en línea, y al público en general, a utilizar total o parcialmente este artículo para celebrar el Día Mundial de la Radio 2015.

Entrevista con Elisabet Cantenys, jefa de programas del Fondo Rory Peck, organización dedicada a la asistencia, el apoyo y la protección social de periodistas por cuenta propia de todo el mundo.


¿Se ponen en contacto los periodistas de radio, en particular los jóvenes, con el Fondo Rory Peck para solicitar protección y asistencia?
 
Elisabet Cantenys: Por supuesto, ofrecemos ayuda a muchos periodistas de radio. Pero cada vez más periodistas por cuenta propia, sobre todo jóvenes, son ahora periodistas polivalentes que trabajan en varias plataformas diferentes. Antes, los diferentes sectores – radio, televisión o prensa – estaban más definidos. La situación ha cambiado. Cada vez hay más periodistas jóvenes con trabajos precarios, lo que los obliga a diversificarse en diferentes tipos de medios.

El riesgo para los periodistas de radio a menudo tiene que ver con el carácter inmediato de este medio. Hemos visto a muchos periodistas freelance convertirse en blanco de polémicas a causa de las entrevistas radiofónicas que han realizado, cuando los entrevistados han hecho declaraciones conflictivas o controvertidas. En esos casos, a menudo se sospecha que los periodistas están confabulados con su interlocutor o, lo que es peor, que simplemente transmiten las opiniones de la autoridad o de políticos controvertidos. Nos encontramos con muchos periodistas en esta situación, por ejemplo en América Latina.

A menudo intervienen ustedes en zonas de conflicto o de crisis humanitaria. ¿Puede darnos algún ejemplo de situaciones a las que se enfrentan los jóvenes periodistas de radio en esos contextos?

Recuerdo el caso de Gift Friday en Sudán del Sur. Gift trabajó para Yambio FM hasta finales de 2012, cuando la emisora se quedó sin fondos y dejó de pagar a su personal y a los periodistas freelance. Gift decidió cumplir su sueño de estudiar periodismo en la universidad y, en agosto de 2013, comenzó a cursar su licenciatura de periodismo en la Universidad Nkuma, situada en Entebbe (Uganda). Su familia, que poseía una granja en Yambio (Sudán del Sur), le pagaba los estudios. Sin embargo, el 15 de diciembre de 2013 estalló la guerra civil en el país.

La familia de Gift se exilió y abandonó su hogar y la granja, que era su única fuente de ingresos, de modo que el muchacho se quedó inmediatamente sin recursos. Desde diciembre del año pasado, Gift no ha podido pagar su alquiler en Entebbe (Uganda) y tampoco ha pagado los gastos de matrícula para el segundo semestre. Sin ninguna fuente de ingresos, Gift depende de sus amigos y algunos de sus antiguos colegas para sobrevivir en Uganda. Dice que su casero ha llegado incluso a confiscar algunas de sus pertenencias hasta que pueda pagar el alquiler.

¿Qué recomiendan usted y su organización hoy en día a los jóvenes periodistas freelance de radio, sobre todo a los que tienen que cubrir zonas de conflicto?

Prepárense, infórmense previamente: obtengan la formación sobre seguridad que necesitan, cuenten con el equipo adecuado para protegerse, hagan una evaluación de los riesgos, elaboren un plan integral de comunicaciones y preparen un documento que sirva para dar testimonio de que siguen con vida (disponemos de modelos de este tipo de documento entre los recursos [en inglés] que ofrecemos en Internet), háganse un seguro adecuado y estén preparados física y mentalmente. Si reciben el encargo de ir a una zona de conflicto, hablen claramente sobre los riesgos y las medidas que van a adoptar con sus empleadores. En resumen, consideren la seguridad desde una perspectiva amplia. Estar seguro no es solo llevar un casco.

Vemos a una nueva generación con muchas ganas de hacer carrera en el periodismo. Para algunos de los jóvenes reporteros, trabajar por cuenta propia es una elección, un estilo de vida, pero para muchos otros es el único modo de seguir en el periodismo, porque parece que hay menos puestos de plantilla disponibles. ■


La experiodista Elisabet Cantenys tiene una maestría en Política Internacional de la Universidad de Londres y estudió periodismo en la Universidad Ramon Llull, en España. Trabajó cuatro años en la ciudad de Nueva York como periodista por cuenta propia y productora de documentales antes de entrar en 2004 en el Fondo Rory Peck, con sede en Londres. El Fondo Rory Peck es una organización sin fines de lucro que presta apoyo a periodistas freelance en todo el mundo y ofrece asistencia para afrontar el tipo de situaciones críticas con que se encuentran los periodistas, como amenazas, agresiones y problemas jurídicos. El programa de asistencia del Fondo suele dirigirse a particulares y beneficia a unos 100 periodistas cada año. Asimismo, la organización ofrece recursos en línea y supervisa programas específicos, como talleres de formación sobre seguridad a través de los fondos de formación para entornos hostiles.

Descargo de responsabilidad
Las denominaciones utilizadas en este artículo y la presentación del material que figura en él no suponen la expresión de opinión alguna por parte de la UNESCO sobre la condición jurídica de países, territorios, ciudades o zonas, ni sobre sus autoridades, ni tampoco sobre la delimitación de sus fronteras o límites. Las ideas y opiniones expresadas en este artículo son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de la UNESCO ni comprometen en modo alguno a la Organización.

Image: United States Army - CC-BY-2.0